Las casas rurales y demás establecimientos turísticos, en especial aquellos que se sitúan en entornos naturales bien conservados y con importantes recursos naturales, son uno de los destinos preferidos por los turistas que acuden a los Espacios Protegidos. Habitualmente el visitante espera poder disfrutar de la naturaleza y poder observar la fauna de los alrededores realizando alguna excursión.

Esto no siempre es posible, porque la fauna es esquiva y no es fácil verla. La excepción es la avifauna, que puede verse fácilmente en muchos casos. Sin embargo, existen algunos recursos y estrategias muy sencillas que pueden convertir a las casas rurales en los mejores lugares para observar fauna.

Los edificios tradicionales siempre han conservado multitud de rendijas, orificios y recursos para que la fauna local pueda refugiarse o nidificar. En los edificios  actuales esta interesante función se ha perdido, por los modernos sistemas de construcción.

Las casas rurales, pueden convertirse en un refugio para determinadas especies de fauna, que pueden ofrecer al visitante de la casa rural una interesente oportunidad de disfrutar de la naturaleza, sin moverse de la instalación turística. La propuesta “Edificios Vivos” es llevar a cabo una serie de medidas, como disponer de agua y comida con cierta regularidad, a la vez que se instalan refugios para aves, murciélagos, insectos o pequeños mamíferos, que pueden incluso ser observadas mediante microcámaras sin que se produzcan ninguna interferencia o se causen molestias a los animales.

Algunos de los recursos o servicios que pueden desarrollarse son los siguientes:

  • Diagnóstico de la instalación turística y elaboración de propuestas a medida.
  • Instalación de comederos y bebederos para fauna silvestre.
  • Instalación de cajas nido para aves, refugios para micromamíferos, insectos, etc.
  • Campaña de visibilidad y promoción de la iniciativa en redes sociales.

Instalación de sistemas de observación mediante microcámaras que permite que los clientes puedan observar los movimientos de la fauna sin producirles molestias.